• Reunión pre-cop ministerial social sobre el cambio climático

    Publicado el

    PRIMERA CONSULTA PÚBLICA MUNDIAL ENTRE GOBIERNOS ,ORGANIZACIONES Y MOVIMIENTOS SOCIALES

    Margarita (Venezuela 4 al 7 Noviembre 2014)

    INTRODUCCION

    La PreCOP Social de Cambio Climático es la primera Consulta Pública Mundial que logra sentar juntos a Representantes de los Gobiernos con Movimientos y Organizaciones Sociales de diferentes regiones del planeta, buscando establecer bases para una acción conjunta entre Pueblos y Gobiernos frente a la preocupante amenaza del cambio climático que ya afecta a la humanidad entera. Resulta trascendente en consideración a las próximas conversaciones de las Naciones Unidas para el Clima (COP20).

    Venezuela abrió, generosamente, el espacio para los debates de la PreCOP Social de Cambio Climático permitiendo, no solo la participación de organizaciones populares de diferentes regiones el mundo, sino también de líderes de la sociedad civil, líderes comunales, representantes de sindicatos, expertos, investigadores, académicos, entre otros, quienes en intensos debates buscan consensos para influir en la agenda de la ONU en un momento histórico clave: la posibilidad de cambiar el actual sistema de desarrollo, basado actualmente en las reglas insensibles del mercado, que buscan exclusivamente el lucro, promueven una irracional ambición y codicia , alentando un sistema terriblemente depredador, amenazador para la vida y la existencia misma del planeta y la humanidad, sin respetar el Derecho a la Vida.

    Con este objetivo, buscando generar mayor atención y preocupación pública sobre estos riesgos e influir en la agenda internacional para cambiar el actual sistema de desarrollo, se efectuaron 3 consultas políticas de Alto Nivel convocadas este año.

    La primera el 23 de septiembre en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, convocada por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, en el marco de la 69 Asamblea General de Naciones Unidas. Un segundo evento que acaba de finalizar en la Isla Margarita (Venezuela) del 4 al 7 de noviembre 2014 donde participaron representantes de Gobiernos quienes escucharon las preocupaciones, argumentos basados en evidencia y las demandas a ellos presentada por los Movimientos y Organizaciones Sociales de diferentes puntos del planeta, que demandan de los estados y gobiernos acciones concretas inmediatas precautelando la vida misma . Para Diciembre de este año, se tiene previsto un tercer evento: la vigésima Conferencia de las Partes (COP 20), a efectuarse en Lima (Perú) buscando un nuevo acuerdo jurídico sobre Cambio Climático. Se organizó en Isla Margarita, debido a que , según predicciones y estudios, las islas del Caribe, como Margarita, serán las primeras en ser afectados por el aumento del nivel del mar como resultado del cambio climático.

    PRECOP SOCIAL DEL CAMBIO CLIMÁTICO( Margarita 4-7 Noviembre 2014

    Como parte de las negociaciones hacia la Convención de Naciones Unidas (UN) para el Cambio Climático, la PreCOP Social busca la justa inclusión de las voces sociales para que sus planteamientos y preocupaciones se tomen debidamente en cuenta, en el marco del nuevo acuerdo global sobre cambio climático, a ser debatido en la COP21 2015 en París, que sustituirá al Protocolo de Kyoto, y que coincidirá con el acuerdo sobre el futuro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y el nacimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

    Con el fin de conocer, intercambiar e incorporar las posturas e iniciativas de las organizaciones y movimientos sociales, el proceso incluyo la realización en la Isla Margarita de una reunión preparatoria previa entre el 15 al 18 de julio 2014 compuesta de tres sesiones con participación internacional: “Gobiernos Locales ante el Cambio Climático”, “El Futuro toma la palabra: Juventud y Cambio Climático” y “El Buen Vivir, Vida Sustentable, y Cambio Climático”.

    Las conclusiones y propuestas de dicho evento preparatorio fueron presentadas a los Representantes de Gobiernos ahora, entre el 4 al 7 de Noviembre pasado, luego de finalizados los debates de más de 80 organizaciones sociales, en una mesa redonda sostenida con los Ministros y Autoridades responsables del tema de Cambio Climático, representando a cerca de 40 países del mundo

    ALGUNOS DATOS SOBRE EL IMPACTO DEL CAMBIO CLIMATICO EN LA VIDA Y LA SALUD

    El 12 Noviembre 2014, China y Estados Unidos anunciaron un “histórico” acuerdo para luchar contra el cambio climático que incluirá recortes en sus emisiones de gases de efecto invernadero que esperan sirva de ejemplo a nivel internacional. La iniciativa, acordada por los presidentes chinos, Xi Jinping, y estadounidense, Barack Obama, constituye el primer anuncio de recorte de emisiones contaminantes por parte de China y uno más pronunciado por parte de Estados Unidos.

    China se comprometió a que sus niveles de emisiones alcanzarán su nivel máximo en 2030 para comenzar a reducirse, y Xi anunció que en ese año un 20% de la energía producida en su país procederá de fuentes limpias y renovables. Por su parte, Estados Unidos reducirá sus emisiones para 2025 entre un 26 y un 28% con respecto a los niveles de 2005, lo que supone el doble del recorte previsto entre 2005 y 2020. Ojala no sean solo nuevas promesas, pues estos 2 son las dos mayores economías, los mayores consumidores de energía y los mayores emisores de gases invernadero del mundo.

    A lo largo de los últimos 50 años, las actividades humanas, y en particular la combustión de combustibles fósiles, han liberado cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero suficientes para afectar al clima mundial. La concentración atmosférica de dióxido de carbono, gas que atrapa más calor en las capas bajas de la atmósfera, ha aumentado en más de un 30% desde los tiempos anteriores a la revolución industrial.

    Existe, en este tema, una responsabilidad histórica: los EE.UU. son responsables de 47% de las emisiones globales, Europa es responsable de un 11% y el mundo en desarrollo es responsable solo del punto cero, cero ,cero 8 por ciento de las emisiones. Mientras los países en vías de desarrollo son los que sufren más el impacto negativo del cambio climático.

    Del Ecuador a los polos, el clima y la meteorología tienen grandes repercusiones directas e indirectas en la vida humana. Los fenómenos meteorológicos extremos, como las grandes lluvias, las inundaciones o los huracanes como el que arrasó Nueva Orleáns (EE.UU.) en agosto de 2005, ponen en peligro la salud y destruyen propiedades y medios de subsistencia. En la última década del siglo XX, los desastres naturales relacionados con las condiciones meteorológicas produjeron aproximadamente 600.000 muertes en todo el mundo, el 95% de ellas en países pobres.

    Las variaciones meteorológicas intensas a corto plazo afectan gravemente a la salud, causando estrés térmico o un frío extremo (hipotermia) y provocar el aumento de la mortalidad por enfermedades cardiacas y respiratorias. Unos estudios recientes parecen asociar las temperaturas récord alcanzadas en el verano de 2003 en Europa Occidental, con las 70.000 muertes más en el mismo periodo de años anteriores.

    El aumento de la temperatura global modifica los niveles y la distribución estacional de partículas aéreas naturales (por ejemplo, el polen) y pueden provocar el asma. Hay aproximadamente 300 millones de personas con asma y se teme que el alza en la temperatura eleve el número de personas con dicha enfermedad.

    La elevación del nivel del mar, otra consecuencia del calentamiento global, aumenta el riesgo de inundación de las costas y podría causar desplazamientos de población. Más de la mitad de la población mundial vive en una franja costera de 60 km de ancho. Además de producir directamente lesiones y muertes, las inundaciones pueden aumentar el riesgo de infecciones transmitidas por el agua y por vectores. Los desplazamientos de la población pueden aumentar las tensiones y el riesgo de conflictos.

    El aumento de la variabilidad de las precipitaciones puede poner en riesgo el suministro de agua dulce. La escasez de agua afecta ya a un 40% de la población mundial. La falta de agua y su mala calidad pueden poner en peligro la salud y la higiene, con el consiguiente aumento del riesgo de enfermedades diarreicas (causa de la muerte de 2,2 millones de personas cada año), de tracoma (una infección ocular que puede producir ceguera) y otras enfermedades.

    La escasez obliga a las personas a transportar el agua desde lugares alejados y a almacenarla en sus casas. Esto puede aumentar el riesgo de contaminación del agua y de las consiguientes enfermedades, además de servir de criadero de mosquitos que son vectores de enfermedades debilitantes como el paludismo o el dengue.

    Las enfermedades sensibles al clima se encuentran entre las principales causas de muerte. La diarrea, el paludismo y la malnutrición proteino -calórica produjeron más 3 millones de muertes en 2004, de las cuales más de un tercio se registraron en África.

    La desnutrición y la malnutrición son causas de millones de muertes anuales. Se prevé que el aumento de la temperatura del planeta y de la variabilidad de las precipitaciones reduzca las cosechas en muchas regiones tropicales en desarrollo donde la seguridad alimentaria ya es un problema.

    Las medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero o atenuar las repercusiones sanitarias del cambio climático pueden tener otros efectos positivos en la salud. Por ejemplo, el fomento del uso del transporte público y de los medios de desplazamiento activos (la marcha o la bicicleta) como alternativa a los vehículos privados podría reducir las emisiones de dióxido de carbono y mejorar la salud pública. Además de reducir las lesiones relacionadas con el tránsito, también reduciría la contaminación del aire y las enfermedades respiratorias y cardiovasculares asociadas.

    Los habitantes en todos los puntos del planeta experimentan de una u otra forma, los impactos del cambio climático con un incremento actual del 0.8 C de calentamiento. El coeficiente de aumento de la temperatura media de la superficie de la Tierra en los últimos 50 años prácticamente duplicó el de los últimos 100 años. En los últimos 100 años, la temperatura media de la superficie de la Tierra aumentó en 0,74°C. Si las concentraciones del gas de efecto invernadero en la atmósfera se duplican respecto de los niveles preindustriales, se produciría un calentamiento medio de unos 3°C. Los últimos años del decenio de 1990 y los primeros años del siglo XXI fueron los años más calurosos desde que comenzaron a registrarse esos datos en nuestros tiempos. El hielo del Océano Ártico ha ido disminuyendo en 2,7% por decenio.

    Así derechos humanos, como ser el Derecho a la Vida, el Derecho a la Salud, el Derecho al Alimento, entre otros, se ven violados, particularmente entre las poblaciones de menores recursos que resultan los más vulnerables debido a su género, raza, clase o ubicación geográfica.

    La ciencia y los expertos coinciden que si continuamos en este rumbo, pronto las comunidades humanas y los ecosistemas se encontraran en mortal Peligro. La emergencia planetaria no se puede negar. Un Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) se creó ya en 1988 con la finalidad de proporcionar evaluaciones integrales del estado de los conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos sobre el cambio climático, sus causas, posibles repercusiones y estrategias de respuesta. Su quinto informe 2014 se encuentra disponible en resumen con datos preocupantes.

    Mientras buena parte de la población mundial ya experimenta consecuencias, los escépticos, si bien reconocen que puede ocurrir un aumento en la temperatura global, sugieren que la tendencia no es clara con respecto a registros históricos y que los diversos sistemas de regulación térmica del planeta amortiguarán esos posibles cambios.

    Las múltiples opiniones e interpretaciones de la información referidas a cambio climático y la adaptabilidad salen a la luz, contaminadas por intereses políticos, corporativos, económicos e influencias mediáticas. Así, se generan opiniones e información disímil y contradictorias, no solo entre expertos, académicos, sino también en la perspectiva, experiencia y apreciación de las propias organizaciones y movimientos sociales, que resultan las voces de los más afectados.

    EL CAMBIO CLIMÁTICO Y ALGUNAS DE SUS CONSECUENCIAS EN BOLIVIA

    Según entendidos, a partir de estudios y proyecciones, se advierten serios riesgos en materia climática para Bolivia. En el altiplano asistiremos a la desaparición de los glaciares en la cordillera lo que incidirá en la capacidad de regular el flujo de disponibilidad de agua, afectando poblaciones. Por el contrario, en tierras bajas tenemos ya inundaciones que afectarán a la capacidad productiva y al propio ecosistema. En Sudamérica se prevé una reducción de la disponibilidad recursos hídricos entre un 15 y 20%, pérdida del 30% de especies, desertización de tierras agrícolas y pérdida de producción, y la sabanización de la amazonia, riesgos de los que Bolivia no está libre y que ya están presentes en nuestra realidad.

    Según la investigadora Jocelijn François,la deforestación en Bolivia fluctúa entre 300 mil y 350 mil hectáreas por año, y sumada toda el área deforestada se tiene aproximadamente seis millones de hectáreas deforestadas . Las proyecciones muestran que para 2100 serán desforestados 37,7 millones de hectáreas de bosques en el país. Estos datos son por medas preocupantes ya que los bosques cumplen función de regulación climática, protección de riesgos, conservación y regulación de los ciclos de agua, protección de cuencas y control de la erosión, fijación de carbono, hábitat de vida silvestre y diversidad biológica, provisión de alimentos, material de construcción, etc., de ahí su importancia en los procesos de adaptación y mitigación del cambio climático. En la zona andina por influencia del cambio climático se prevé pérdida de la biodiversidad de prácticamente de cerca al 100%, según el informe

    ISLA MARGARITA (Noviembre 2014) : ALGUNOS MENSAJE CLAVES EXPRESADOS LOS MOVIMIENTOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES

    Tras los diálogos sostenidos los participantes coincidieron en la urgencia y necesidad de transmitir a las autoridades y Ministros asistentes a la PreCop Ministerial – Social, la necesidad de encarar con urgencia soluciones prácticas, viables e inclusivas, para todos los pueblos y nacionalidades del mundo, en el marco del respeto a la naturaleza, a los Derecho Humanos, preservando la vida y existencia de las presentes y futuras generaciones, identificando que el objetivo debe ser el de cambiar el sistema y no el clima.

    · Los participantes formularon un llamado a los gobiernos del mundo para la institucionalización y mantenimiento de este tipo de espacios históricos participativos como estrategia indispensable para la articulación de esfuerzos entre los gobiernos y los pueblos en los esfuerzos y lucha contra Cambio Climático.

    · Instan a los gobiernos del mundo a tomar decisiones que conduzcan al cambio de los patrones de producción y de consumo, minimizando la dependencia de actividades contaminantes, fruto de la voracidad comercial, corporativa y transnacional.

    · Hacen un llamado a establecer nuevas formas de relación bajo los principios de armonía y respeto con la naturaleza, respeto a la vida, a la salud, el reconocimiento de la diversidad, la co- existencia amigable con la naturaleza de la mujer y el hombre entre otros.

    · Rechazan la criminalización de la protesta social en el contexto de las luchas por la justicia climática en el planeta, apelan a un diálogo franco y productivo entre los gobiernos y las organizaciones y movimientos sociales, en el cual los gobiernos sean garantes del respeto a las demandas legítimas de los pueblos, frente a grupos de poder causantes de la inequidad, injusticia y vulnerabilidad de las poblaciones afectadas por un sistema consumista, egoísta e inhumano.

    · Instan a continuar lucha para una transformación global que edifique un sistema basado en una genuina justicia, garantizando que las necesidades, demandas y derechos de las personas y comunidades que ahora se ven enfrentadas a marginación, la explotación y que las hacen más vulnerables.

    · Proponen la creación y fortalecimiento de espacios y mecanismos de activación que garanticen la participación efectiva de los pueblos, las organizaciones de la sociedad civil, organizaciones sociales en los procesos de negociación de una nueva convención sobre cambio climático, asegurando suficiente apertura, transparencia, acceso oportuno a información independiente. Sugieren el establecimiento de comité de alto nivel para revisar y re-estructurar los mecanismos de participación en los debates de la convención nombrada.

    · Proponen la divulgación al público de la agenda y propuestas de acuerdos de negociación, evitando posiciones dominantes como el uso de lenguaje especializado innecesario y la profusión de siglas en los foros y en los documentos. La Convención, sostienen, debe estar orientada a la generación de cambios estructurales significativos del sistema, sobre todo en los países desarrollados, teniendo como objetivo general y primordial la erradicación de la pobreza en los países en desarrollo.

    · Hacen hincapié en que los países en desarrollo necesitan tiempo y recursos para lograr el desarrollo sostenible, mientras que los países desarrollados deben cumplir con su deuda histórica, su obligación de proporcionar un apoyo incondicional para llevar a cabo tal transición, ya que muchos de ellos son los principales causantes de la actual situación

    · Piden prestar mayor atención a la diversidad agroecológica, tradicional, y los sistemas de conocimiento indígena y las prácticas de la agricultura, ya que son esenciales para las transformaciones necesarias en la agricultura, lejos de los sistemas industriales que emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

    · La transferencia de tecnología desde los países del Norte hacia el Sur debe implicar tecnología apropiada y apoyo a la innovación local y promover un desarrollo de tecnología amigable con la naturaleza. Los países desarrollados deben cumplir con sus obligaciones legales y morales y apoyar los esfuerzos de adaptación de los países en desarrollo.

    · En el marco del Mecanismo Internacional de Varsovia, referente a la pérdida y daños, generados por el cambio climático, los gobiernos deben desarrollar mecanismos de protección adecuados para los pueblos afectados y desplazados por los efectos del clima.

    · En cuanto a equidad intergeneracional, género y pueblos indígenas proponen que el trabajo de preservación, conservación y cuidado de la vida sea reconocido. Es necesario sostienen, desarrollar un enfoque sensible al género en todas las acciones climáticas y políticas, sobre la mitigación y adaptación, así como los medios de aplicación, incluyendo las finanzas, la tecnología y la creación de capacidades, orientadas hacia el reconocimiento, la protección y el ejercicio de los derechos humanos en general y sobre todo de las mujeres.

    · Afirman que la educación es y debe ser un derecho de los pueblos y uno de los fundamentales motores para la transformación social necesaria para enfrentar el Cambio Climático, demandando una educación integral, justa, equitativa y libre de costo, siendo importante la inclusión y participación de los jóvenes, que para que asuman de manera responsable, informada y comprometida su rol en el tema, siendo necesario fomentar la inclusión de la cuestión del cambio climático y su causas estructurales en los sistemas educativos formales e informales.

    · Sostienen que los acuerdos sobre derechos de propiedad intelectual deben interpretarse de tal manera que no obstaculicen el ejercicio pleno de los Derechos Humanos, ni el derecho de los países y los pueblos a mitigar el cambio climático y adaptarse, siendo esencial definir mecanismos para eliminar obstáculos que impidan medidas necesarias para enfrentar efectivamente el cambio climático.

    · Consideran necesario y urgente el promover el uso de energías renovables.

    · Cuestionan l la formulación de Falsas Soluciones, como los mercados de carbono, la geo-ingeniería, los programas de emisiones por degradación y deforestación de bosques , la llamada agricultura “climáticamente inteligente”, entre otros, así como las opciones predecibles como de alto riesgo potencial .

    · Un tema de particular interés bajo debate fue el de los alimentos genéticamente modificados y transgénicos, cuyo impacto no solo se da en la agricultura o en los alimentos, si no en la vida misma, en salud y en la integridad de los consumidores y usuarios. Los participante sociales coincidieron en la exigencia de que su utilidad debe ser evaluada en base a criterios científicos de riesgo benéfico, costo beneficio, evaluando su impacto social, epidemiológico y económico, particularmente en los países menos desarrollados, donde la información independiente no siempre está disponible y donde usualmente es sesgada por interés comerciales dominantes.

    · Promueven se alienten y fortalezcan programas de ética e investigación científica sobre los Impactos socioeconómicos, epidemiológicos y globales del cambio climático. Hacen un llamado a la urgente necesidad de una evaluación científica y ética independiente, guiada por el principio de precaución y con la plena participación de organizaciones y movimientos sociales

    · Proponen que los acuerdos post 2015 deben guiarse por principios de Respeto a las normas y acuerdos sobre Derechos Humanos y basada en la Convención sobre Cambio Climático. El nuevo acuerdo no debería significar un retroceso en las obligaciones de países, arguyendo excepciones por de «circunstancias nacionales».

    · Proponen que los Estados rindan cuentas de sus compromisos, mediante el Funcionamiento mecanismo de cumplimiento definidos y bajo monitoreo y seguimiento de las organizaciones sociales y la comunidad intencional.

    Estos son, en resumen, algunos de los puntos claves y planteamientos, entre otros formulados por las organizaciones y movimientos sociales en la Pre Cop Social – Ministerial sostenida en Margarita entre el 4 y 7 de Noviembre Pasado que son comentados, informalmente, en este artículo, a título informativo.

    Si bien resulto para muchos incómodo que una declaración de la sociedad civil haya sido coordinada en su redacción por un intermediario estatal del Gobierno de Venezuela, muchos coincidieron con el jefe y principal negociadora para el tema de cambio climático de Venezuela, Lic. Claudia Salerno Caldera, que afirmaba que la metodología de las funciones de trabajo de las Naciones Unidas debe variar y que el esfuerzo de Venezuela, para incluir a la sociedad civil y escuchar a los movimientos sociales, podría ser el inicio para abrir espacios similares como este, para otros temas, sosteniendo que “el resultado deseado con este documento no es que a todos nos guste o que todos nosotros lo hacemos. Es que todos estamos, de una forma u otra igualmente incómodos con él, pero en el ámbito multilateral, esto se considerada un resultado extraordinario”. El documento una vez revisado, puede resultar controvertido, es cierto, pero no se puede que negar que es un paso importante en cuanto a buscar mayor Justicia Social, Climática y cuidar por la vida misma.

    “Primero, fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora, es necesario civilizar al hombre en su relación con el Medio Ambiente”.

    Víctor Hugo.

    Reunión pre-cop ministerial social sobre el cambio climático
    5 (100%) 1 vote